Bogotá, Colombia. Abril 30 de 2019.

La organización “The Economist” acaba de publicar un interesante e importante estudio acerca de lo bien o mal preparados que están los países para enfrentar lo que he denominado el “Tsunami del cancer” que se avecina. Los expertos predicen un aumento del 70% en las siguientes dos décadas si no se toman medidas y diseñan estrategias adecuadas.

Cada año 10 millones de seres humanos sucumben a esta enfermedad, de los cuales el 65% habitan en países con poco o mediano desarrollo socioeconómico, que albergan 3/4 partes de la humanidad. La repercusiones de esta situación serán casi catastróficas.

La Unidad de Inteligencia de “The Economist” desarrolló un Indice de Preparación (Index of Cancer Preparedeness) que permite evaluar las fortalezas y las debilidades de 28 países, Colombia fue uno de ellos, con diversos grados de desarrollo e investigar 45 indicadores en áreas de prevención primaria, secundaria, acceso a tratamientos, cuidados paliativos y rehabilitación. Cada indicador tiene un puntaje con un máximo de 100. Posteriormente fueron agrupados en tres grupos: Política y Planeación; Prestación de servicios médicos; Sistema de Salud y Gobierno. Finalmente hay un puntaje general para cada uno de los países analizados.

Encontraron cuatro áreas esenciales: 1) inversión en tecnología y talento humano; 2) directriz de manejo coherente para el control de la enfermedad (Plan Nacional de Cáncer); 3) Inteligencia: que señala la importancia de analizar lo que esta sucediendo a través de los Registros Poblacionales, de los cuales Colombia tiene uno de los más antiguos del continente (Registro de Cali) y que por fortuna ya cuenta con 4 más; la Cuenta de Alto Costo, y por último: 4) un Sistema de Salud que permita articular e integrar la atención de los pacientes, desde la gestión del riesgo hasta el incorporar la innovación terapéutica y tecnológica.

Colombia obtuvo un puntaje general de 72.8 (puesto 14 entre 28). En política y planeación tuvo 92 (puesto 7/28). En Prestación de servicios tuvimos 83 (puesto 12/28). Hasta aquí podríamos decir que no estamos tan mal como algunos dicen… Pero en el que nos rajamos fue en el de Sistema de Salud y Gobierno…47.5 (puesto 17/28).

Este trabajo, elaborado por “The Economist” nos debe estimular a mejorar lo mejorable. Y para ello es necesario contar con una voluntad política (Poder ejecutivo/legislativo) y una colaboración de todos los interesados: pacientes, aseguradores, instituciones prestadoras, personal de salud, industria farmacéutica y tecnológica.

Estar preparados para enfrentar el cáncer es un deber ético, una responsabilidad social y un compromiso humano. Aquí todos ponemos. Todos debemos y podemos.

Dr. Carlos José Castro
Director Científico
Liga Colombiana Contra el Cáncer