El cáncer de estómago o cáncer gástrico  se considera un enemigo inicialmente silencioso. En fase temprana el cáncer de estómago produce síntomas generalmente leves e inespecíficos muy similares a los síntomas de una gastritis o una úlcera.

Síntomas

  • Ardor en la boca del estómago, agrieras, dificultad para tragar.
  • Indigestión o acidez crónica.
  • Pérdida de peso y falta de apetito.
  • Molestias o dolor abdominal persistentes.
  • Sensación de llenura, incluso después de una comida escasa.
  • Nauseas y/o vómitos, con o sin sangre.
  • Hinchazón o acumulación de líquido en el abdomen.
  • Deposiciones negras.
  • Anemia.
  • Gastritis, úlceras o reflujo.

Factores de riesgo no modificables

Género: El cáncer gástrico es más frecuente en hombres que en mujeres.

Edad:  Se presenta con mayor frecuencia en persona mayores de 40 años.

Antecedentes familiares:  Las personas con antecedentes familiares de cáncer gástrico tienen mayor riesgo de desarrollarlo.

Factores de riesgo modificables:

  • Consumo elevado y continuo de sal, productos ahumadas, almidones, carnes procesadas como embutidos y carnes en conserva.  
  • Fumar:  La tasa de cáncer de estómago casi se duplica en los fumadores.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Infección por Helicobacter Pylori: Bacteria que puede residir en el estómago y provocar inflamación crónica o úlceras.  

Una gastritis o una ulcera, puede ser un cáncer gástrico que se está desarrollando. Si tiene alguno de estos síntomas de manera persistente, consulte a su médico.

Como se detecta el cáncer de estómago:

Endoscopia: Es el procedimiento más importante para diagnosticar el cáncer de estómago porque permite visualizar la mucosa gástrica.

Biopsia: La toma de biopsia consiste en retirar un  fragmento o tejido para confirmar la presencia de cáncer gástrico.

Se recomienda:

  1. Acudir al médico para control en caso de tener familiares con cáncer gástrico o presentar los síntomas anteriormente mencionados.
  2. Realizar los exámenes a partir de los 40 o 50 años en personas asintomáticas, en áreas de alto riesgo.